Anotaciones

Sobre no escribir

Fernando Pessoa, retratado por Manfredi (fuente)

El arte consiste en hacer sentir a otros lo que nosotros sentimos, en liberarlos de sí mismos, proponiéndoles nuestra personalidad mediante esa especial liberación. Lo que siento, la verdadera sustancia con que siento, es absolutamente incomunicable; y cuanto más profundamente lo siento, más incomunicable resulta. Por lo tanto, para que yo pueda transmitir a otros mis emociones, tengo que traducirlas a su lenguaje, o sea, decir tales cosas como siendo las que realmente siento, de modo que él, leyéndolas, las viva exactamente como suyas. Y como ese otro es, por hipótesis de arte, no esta ni aquella persona, sino toda la gente, o sea ese prototipo que es común a todos, lo que, finalmente, tengo que hacer es convertir mis sentimientos en un sentimiento humano típico, aunque para ello deba pervertir la verdadera naturaleza de aquello que sentí. […]

Supóngase que, por un motivo cualquiera, que puede ser el cansancio de hacer cuentas o el hastío de no tener qué hacer, cae sobre mí una tristeza vaga de la vida, una angustia de mí que me perturba e inquieta. Si voy a traducir esta emoción con frases que la expresen lo más cercanamente posible, cuanto mejor la expreso, más la doy como mía y menos, en consecuencia, la comunico a los demás. Y si no se la comunico a los demás, es más justo y más fácil sentirla sin llegar a escribirla.

Fernando Pessoa (con el heterónimo Bernardo Soares), Libro del desasosiego, 260

Publicado por Alberto Chimal

Escritor mexicano | Mexican writer

3 pensamientos sobre “Sobre no escribir”

  1. Paulina Franco Escalona dice:

    Buenas Noches Maestro Chimal. Alberto Pessoa y sus eteronimos me llevan a un profundo lugar del alma, especialmente “El Libro Del Desasosiego” Michas Gracias por compartir tanto conocimiento. En algún taller Ud. Nos dió un material a leer, y recuerdo vagamente un cuento qué se trataba de la paradoja de dos ancianos, uno estaba postrado en un colchón viejo y tenía una llaga qué no quería sanar, porque él no quería dejar de capturar la atención de su hija; pero no recuerdo su nombre. A lo mejor Ud. Me podría ayudar a recordar el título. Le envío un fuerte abrazo y toda mí admiración.

  2. Maria Eduarda dice:

    «O poeta é um fingidor. Finge tão completamente que chega a fingir que é dor a dor que deveras sente.» (Fernando Pessoa)

Responder a Alberto Chimal

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.