Anotaciones

La mirada

Este es The Gaze (La mirada), un mediometraje del cineasta estadounidense Barry Jenkins. No es una historia: es una serie de «retratos en movimiento», con música de Nicholas Britell, hecha durante el rodaje de la serie de televisión histórica The Underground Railroad.

Vale la pena verlo: dedicarle los 50 minutos y pico que dura, y además hacerlo con atención. Observar los rostros, los vestuarios, los entornos.

The Gaze (La mirada, 2021) de Barry Jenkins

A Jenkins le interesa que miremos. Las personas retratadas, casi todas afrodescendientes, son extras de su serie y están caracterizadas como gente del siglo XIX. No representan a individuos concretos que hayan existido, pero al mismo tiempo sí lo hacen. Durante el rodaje en locación, escribe Jenkins,

… miré el set y me di cuenta de que estaba mirando a mis antepasados, a un grupo de personas cuyas imágenes en general se han perdido y no constan en los registros históricos (…) De pie en los espacios donde estuvieron nuestros antepasados, tuvimos la sensación de verlos, realmente verlos, y por eso buscamos capturar y compartir ese acto de ver.

Jenkins rescata la idea de ciertas personas; campesinos, empleadas domésticas, músicos, maestras… y muchos más, frecuentemente apretujados en una sola palabra: esclavos. El término habla del horror que padecieron durante generaciones (y que sus descendientes sufren a su modo por la violencia racista del presente) pero no alcanza a decir quiénes eran. Incluso si se piensa que todo es recreación, que los cuerpos que vemos viven en el siglo XXI, que sus ropas son hechas por el departamento de vestuario de una producción de Hollywood, sí se da la sensación de atisbo a la que Jenkins se refiere. Y sí se inspira curiosidad: La mirada nos invita a imaginar, por nuestra propia cuenta, quiénes eran esos personajes sin nombre, dónde estaban, qué otras cosas habrán sucedido en sus vidas.

Estos seres humanos rescatados, reimaginados por el cine, tienen una ventaja que no tendrán miles de millones más, que simplemente han sido borrados, o lo están siendo ahora mismo, en lugares con menos poder o menos dinero. Pero esto hace más necesaria, y no menos, la tarea de la memoria, que no puede suplir a la vida y la acción en el presente, pero siempre le hace falta.

Publicado por Alberto Chimal

Escritor mexicano | Mexican writer

2 pensamientos sobre “La mirada”

  1. Konrad dice:

    Cuántas historias narradas sin palabras, sin verbo.
    Sólo personajes y su des-contexto.
    El mismo tiempo es des-contextualizado mediante disfraces que ocultan verdades y la mirada que escudriña para encontrarla.
    Testimonio de lo que es y de lo que somos. Nos miramos y nos sentimos otros, no ellos, pero el tiempo sigue siendo el mismo, el contexto sólo se deconstruye para nosotros los personajes, quienes seguimos siendo los mismos, desde el inicio de todos los tiempos.
    Escoge tu disfraz.

    1. Me deja con ganas de ver la serie y de leer la novela en la que se basa, he de decir.

Responder a Konrad

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.